Que vuelvan las depuraciones!!

Actualizado: 18 de oct de 2019

Hoy suena raro. A cosa que hacen pocos.

Algunos le dicen “detox”. Y parece moda “new age”.

Suena a chica flaca, vestida de blanco y sosteniendo un jugo verde en la tapa de una revista de kiosko. Suena a mujeres tratando de “bajar de peso de forma natural”.

Y si bien, el exceso de grasa de depósito, agradece una buena limpieza, la depuración como

hábito tiene fines físicos, psíquicos y espirituales.


Depurar el cuerpo es una práctica milenaria. Que ni chinos ni hindùes han abandonado en su sabiduría de perpetuar el estado de salud como norma. Que sirve para hombres y mujeres, tanto para tratar como para prevenir afecciones de salud. Hay tantas formas de depurar como personas, como momento en la vida de esa persona. Ninguna es mejor que otra. Todas las técnicas son complementarias y sinérgicas. Se trata de re- aprenderlas, de recordarlas. Porque incluso a muchos nos han practicado estas prácticas nuestras abuelas. Se trata de abordar, uno a uno los órganos que actúan como grandes filtros de nuestra sangre y darles una manito en su labor. Colon, hígado, riñón, sistema linfático, piel. Son los principales jugadores del equipo depurativo. Héroes anónimos que día a día sostienen limpia nuestra casa- templo- cuerpo, a expensas de energía vital. ( Y , no. No es gratis) A veces esta función lleva tanto insumo energético , que andamos por ahí buscando “vitaminas que nos den energía” en alimentos, en productos de farmacia. Sin pensar que una buena limpiecita de hígado es todo lo que necesitamos para que esa energía que se estaba usando para limpiar, quede disponible al resto del cuerpo. A veces es tan sencillo como no comer si no tengo hambre real, respetando los ayunos naturales matutinos, dejando algunas horas libres de comida el sistema digestivo antes de dormir. En fin, hay mucho por hacer y todo es disfrutable. O al menos, así lo veo yo. Habitar un cuerpo que responda a mi misión porque está sano, limpio y liviano. Y así como el cuerpo… la mente.

Limpia de pensamientos aberrantes nos da el mejor momento depurativo de la vida: un sueño nocturno reparador.

📷

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon